Rafael González Muñoz*:«Se impone un diálogo nacional»

Nosotros en la Asociación coincidíamos en que hechos como los que acontecieron el pasado 11 de julio,  no debían haber ocurrido, y tiene que ver con lo que hemos heredado nosotros del 59 para acá, de las máximas figuras de este país que siempre han tenido la capacidad de dialogar.

Ante situaciones como las que se han dado en los últimos tiempos, no solo el 11 de julio, también el pasado 27 de noviembre, todo lo que rodeó al decreto 49, que desde entonces  están tratando de sabotear el trabajo institucional, hemos analizado cómo ante eso debemos tener salidas, iniciativas y ser capaces de crear consensos  y halar para el lado de la Revolución y de la Patria. 

A esas personas les llaman confundidos y otra serie de nombres que son muy discutibles porque hemos conocido, sobre todo a raíz de los últimos sucesos, que sí, es verdad que había un masa que salió a la calle mandada por el gobierno norteamericano, o pagada desde los Estados Unidos para que hicieran todo lo que hicieron y cometieran hechos vandálicos, había también había un grupo de personas que evidentemente motivados por el suceso y confundidos pudieron salir , y había otros con demandas muy específicas sobre todo a la institucionalidad, no solo cultural , a toda la institucionalidad de nuestro país. 

Estas no son señales nuevas, se han venido viendo de un tiempo acá y es deber nuestro, de las instituciones, de las organizaciones, atender con más dinamismo todas estas cosas, para que no se reproduzcan y no alcancen digamos, estadios superiores; lo que ocurrió el día 11 de julio fue un hecho lamentable. 

Yo soy de las personas que entiende perfectamente la dinámica de las instituciones, soy un defensor acérrimo de la institucionalidad de la Cultura, creo que es una de las ideas más geniales que ha tenido este país, esta Revolución, desde que el doctor Armando Hart y el Comandante Fidel Castro armaron todo este entramado institucional. 

Soy de los defensores de las organizaciones de creadores, tanto de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba  (UNEAC) como de la AHS, pero  creo que en ambas organizaciones debemos buscar nuevos mecanismos, nuevas vías para acercarnos cada vez más, tanto a las personas que representamos como a las personas que cada día interaccionan con nuestras organizaciones. 

La declaración de la AHS, referida a los sucesos del 11 de julio es que estamos a favor de toda la justicia y en contra de toda la violencia; esto es algo que hemos dicho una y otra vez, aunque también soy de los que piensa que ante una provocación, ante un hecho vandálico, ante acciones como las que vivimos desgraciadamente el 11 de julio, yo creo que hay que actuar con todo el peso de la Constitución y de la Ley. 

Por todo esto, en lo personal creo que estos son momentos muy complejos, momentos en que tenemos que pensar una y otra vez las acciones que debemos acometer sobre todo los que estamos al frente de instituciones y organizaciones, y sobre todo trabajar mucho en las comunidades, visibilizar más el  trabajo que hacemos.

(Tomado de Cubarte)

ARTÍCULOS RELACIONADOS...

 

60 años de Palabras a los intelectuales

Curiosidades

Calle B. Revista Cultural de Cumanayagua